EUROPA

La Europa continental supone un mercado clave en el que se ha ido concretando una cartera de activos diversificada y estable en los últimos 10 años, prestándose especial atención a las principales zonas metropolitanas en expansión de Alemania, Francia y España.